Miércoles, 15 Enero 2014

YouTube sigue en su camino -lento pero seguro- hacia remplazar a los canales de televisión de toda la vida.

Ahora lanza un programa diario, YouTube Nation, con una hora fija (6pm ET) sobre… lo que mejor conoce y lo que más le gusta sus usuarios: los mejores vídeos de YouTube. Obviamente el mejor contenido que se pueda imaginar.

Y además lo hace con la colaboración de otro líder, DreamWorks (que tampoco es un canal de televisión convencional) y en el formato más internetero imaginable: clips diarios de 5′ en los que un presentador presenta y comenta pequeños cortes de 3 o 4 vídeos “del día” cuyos enlaces tenemos en una playlist asociada al canal; mejor …imposible.

Un nuevo paso, tras iniciativas muy exitosas como VEVO, realmente ya el canal (o agregador de canales) rey de la música pop con millones de reproducciones diarias, o la retransmisión de eventos “live”.

Entretanto, los broadcasters tradicionales cazando moscas…


Martes, 07 Enero 2014

Acabo de leer un artículo de Mediapost -’TV Everywhere’ Isn’t Going Anywhere, Study Finds Most Viewers Still In The Dark- que me ha sorperendido. Segun dice, los sitios online de las cadenas convencionales no están funcionando: solo el 4% de los encuestados conoce su login para entrar en los servicios online.

Sin embargo, tengo la sensación de que cada vez más gente está utilizando el servicio “Yomvi” de Canal+ o el “3 a la carta” de TV3 tanto para ver los programas después de su emisión (p.e. Polonia en TV3) como para seguirlos en directo cuando no estás en casa (los partidos de futbol del Canal+ Liga).

Incluso las “connected TV” empiezan a arrancar, hace poco, en una conversación informal me aseguraron que cerca del 80% de tráfico de Total Channel viene de Smart TVs.

Es cierto que hablamos todavía cifras absolutas pequeñas, pero, como todo en Internet, las tendencias son como bolas de nieve. Habrá que conseguir datos de nuestro mercado…


Miércoles, 02 Octubre 2013

También está robando ¿no?

Salvo que el “ladrón” en realidad no esté robando y tu si.

Los medios convencionales y establecidos se quejan continuamente de como Google se aprovecha de sus contenidos para generar tráfico y ganar dinero. Es un tema muy discutible y yo soy de los que -independientemente de lo que digan las leyes- opino que NO está mal hecho. Además creo que les beneficia claramente. Otra cosa es que a ellos les gustaría que Google les diera parte de ese pastel; pero, si de verdad les perjudicara les bastaría con sacar sus contenidos de Google (una simple línea en el fichero robots.txt).

Pero lo que no vale es “robar al ladrón”.

Acabo de ver el famoso (hoy) vídeo de la chica que le dice a su jefe que se va:

El enlace que me ha llegado va al Periódico de Catalunya. Ahí comentan jocosamente el tema e incrustan el vídeo. Pero no lo enlazan al original en YouTube, sino a una versión del mismo en su propio servidor. De este modo no aparece la publicidad de Google y ellos pueden poner “limpiamente” la suya. Como efecto secundario, la visita no aumenta el contador del video en YouTube, cosa que debe ser importante para el ego de la muchacha.

No tengo conocimiento para juzgarlo legalmente y tengo muchas dudas en cuanto al aspecto ético pero lo que -para mi- lo hace censurable es que ellos se quejen de Google (no se si lo hacen directamente, pero si a través de las asociaciones de las que forman parte…). Porque esto, en cualquier caso, es mucho peor ya que ellos ni siquiera enlazan al original (cosa que Google si hace).

No se si, en este caso el robar al ladrón justifica los 100 años de perdón…


Miércoles, 25 Septiembre 2013

Y, ¿que tienen que ver con la Ultra HD TV (UHDTV)?

Intentando responder a esas preguntas hace unos días me di cuenta de lo confuso que es el asunto (¿pero 4K no son 4 Megapixels…?) y de que ni yo mismo lo tenía muy claro. Asi que, tirando de la Wiki y algunas fuentes “serias” he decidido resumirlo un poco (y asi, cuando me lo vuelvan a preguntar, les daré el enlace y hablaremos de cualquier otra cosa más entretenida).

El origen del problema es como tantas veces, el mezclar marketing con tecnología. Para empezar: ¡ninguna de las versiones de 4K tiene nada que ver con 4 Megapixels!, que nadie se líe con eso.

La tele de HD (High Definition) de conocemos nos llegó en dos sabores:

  • HD “a secas”, o HD Ready, que son 1280 x 720 pixels: fue el primer intento y rapidamente quedo superado por el “verdadero” HD.
  • FHD (Full HD): el que se maneja hoy habitualmente, 1920 x 1080 pixels, o sea, 2,07 millones de pixels, unos 2 Megas “pa redondear”.

Ambos tienen en común la proporción horizontal:vertical, el famoso 16:9.

Y, ahora, la industria decide aumentar la resolución, por un lado para tener una excusa para vender teles, pero también porque en las pantallas de más de 50″ los pixels empiezan a verse muy gordos…

Lo primero que se les ocurre es duplicar los tamaño manteniendo el 16:9, o sea 3840 x 2160 y como esto es una superficie 4 veces más grande que la anterior la llaman “4K” (cuando lo lógico hubiera sido 4X ¿no?).

¿Porqué?. Pues porque ese término ya estaba de moda gracias a la industria del cine, que como utiliza pantallas aún más grandes, ya estaba trabajando con mayores resoluciones cuando empezó la digitalización.

Como los formatos de cine son aún más horizontales y no hay una proporción estándar, se limitaron a hablar de tamaños horizontales (luego, el vertical cambiaba según la proporción) y se centraron en “más o menos” 4000 pixels de ancho y “lo que toque” de alto. Concretamente propusieron como estándar 4096 x 2160 pero alternativamente se incorporaban el 4096 x 1716 (parecido al famoso “cinemascope”) y un formato más cuadrado de 3996 x 2160. Y a los tres les llamaron “4K”.

Combinando ambos conceptos tenemos el resultado y resumen de este post:

  • 4K en general identifica resoluciones de vídeo de aproximadamente 4000 pixels horizontales.
  • 4K en la televisión se refiere a 3840 x 2160.
  • 4K en el cine se refiere a 4096 x 2160 pero puede “cropearse” vertical u horizontalmente para quedar en 4096 x 1716 ó 3996 x 2160.

Dos notas importantes:

  • 8K y UHDTV: Como todo avanza muy deprisa ya estamos hablando de 8K, o sea, 8 veces la FHD actual  (7680 x 4320). A los formatos 4K y 8K (y superiores) se les conoce en general como Ultra High Definition TV (UHDTV).
  • YouTube y Vimeo: de momento admiten como máximo 4096 x 3072, que serían 4K si hablamos genéricamente, pero que mantienen un ratio de 4:3 (la TV “de antes”) y, por tanto, no encajan con ninguno de los formatos que hemos comentado…

Y aquí estamos de momento. El como afecta todo esto a las cámaras y el resto de material de audiovisual ya es harina de otro costal…

Tweetealo Etiquetas:          

Martes, 18 Junio 2013

Ayer estuve en el Fòrum de la Comunicació de Catalunya, conferencia organizada por el CAC (Consell de l’Audiovisual de Catalunya) sobre la TV conectada. El tema de fondo era el estándar HbbTV -la TDT híbrida-

El HbbTV es el movimiento defensivo de las radiodifusoras (las “cadenas” de TV) frente a la irrupción de Internet en el mundo audiovisual. De algún modo es el clásico intento del “establishment” de un mercado de seguir manteniendo las riendas del chiringuito.

El objetivo fue primero evitar que el mundo “descontrolado” de Internet irrumpiera en el mercado audiovisual y entonces -hace más de 10 años- “perpetraron” el MHP, tecnología que incrustaba los datos y la interactividad en la señal televisiva.

Absurdo.

Entonces ya podían haber “inventado” el HbbTV. Existían descodificadores TDT con conexión a Internet que lo hubieran permitido. En el 2001 estuve trabajando con NetGem, un desco que unía TDT y acceso a internet en banda ancha por 100€ con el que desarrollamos -entonces- prototipos de lo que ahora ofrece HbbTV. Pero no, no vamos a dejar que el espectador pueda acceder a contenidos que no le demos nosotros, las “cadenas”, el espectador el nuestro…

Aún así, he de reconocer que HbbTV me ha gustado como mecanismo fácil y rápido de acceder al contenido online de las cadenas “normales”. Pero ya está. Y hay mucho más contenido al que queremos acceder…

Y ahora nos encontramos con:

- Los fabricantes. Que creen que tienen poder como para imponer cada uno su “sistema operativo”, su tienda de Apps y sus condiciones y tarifas para estar en ella.

- Las cadenas (los radiodifusores). Que creen que pueden obligar a los fabricantes a incluir -y promocionar- el HbbTV y por lo tanto salir de su jardín cerrado. Y que también creen que los usuarios solo querrán interactuar con el contenido que ellos ofrezcan mientras ven sus programas.

- Los “players” de Internet (Apple, Google & cia.). Que creen que se van comer el pastel audiovisual “por su cara bonita” sin tener ni idea de como funciona el negocio.

- Y los “mejores”: los reguladores (gobiernos).  Interesados solo en “regular” para sacar dinero, vender prebendas y favorecer a sus grupos afines. ¿Cómo van a regular el “espectro” de internet y repartir canales entre sus amigos?

Pero nadie, ninguno de los 4 grupos tiene el menor interés en darle al espectador-usuario lo que necesita: un sistema fácil, estándar y LIBRE para acceder al universo de contenidos online que está ahí fuera esperando. Todos se dedican a jo… perdón, a “estropear” el producto final con tal de llevarse el último duro.

Por ejemplo: ¿no sería ideal que todos los fabricantes aceptaran un sistema abierto común basado, -porqué no- en HbbTV donde cualquiera pueda colocar sus Apps?. Ah, claro, entonces se limitarían a vender teles… Pues, ¡lo que han hecho toda la vida!. Y así con todos…

Y todo esto en un momento en que los creadores de contenido empiezan a experimentar con distribuirse ellos mismos (la NBA en la XBox, el AppleTV y los tablets).

O cuando un fabricante de gaseosas (Red Bull) se convierte en uno de los mayores creadores de contenido y lo distribuye por todos los canales online.

O cuando YouTube crea sus canales de pago.

¿Habéis oído hablar de los “mini PCs” basados en Android?.

Por menos de 50€ tenemos un tablet con procesador de doble núcleo y Android 4.1 “dentro” de la TV. Con tiendas de aplicaciones “libres” y con una interface que, poco a poco, todo el mundo empieza a conocer (nada televisiva, cierto, pero conocida). Pues tampoco es el producto ideal, pero puede ser la base para crearlo.

Lo que si tengo claro es que el acceso a los contenidos online o interactivos desde la TV no arranca. Y podía haberlo hecho hace 10 años. Y es por culpa de todos ellos, porque la tecnología y las aplicaciones están listas hace mucho tiempo. ¿Habrá que esperar a que, como ocurrió con los teléfonos inteligentes, venga Apple y los deje a todos en ridículo?. Pues, creo que esta vez, ni eso…